Principios para la aplicación de las Medidas Coercitivas.

Spread the love

La aplicación de las medidas coercitivas deben guiarse por preceptos generales, esto está referido a los principios rectores o informadores de la normativa y a las finalidades que han de perseguirse con la adopción de estas medidas, ya que con ellas se limitan los derechos del individuo.

Del mismo modo, puntualiza Ortells Ramos, en tanto las medidas cautelares restringen derechos fundamentales, resulta imprescindible rodearlas del máximo de las garantías de un proceso, en la medida de que se trata de una materia de directa relevancia Constitucional, para su correcta aplicación se deberá tener en cuenta los siguientes principios:

  • Principio de Legalidad.- Este principio tiene sustento Constitucional en el artículo 2.24. b. que señala “no está permitida forma alguna de restricción de la libertad personal, salvo en los casos previstos en la ley”.
    • Principio de Necesidad.- Sólo se aplicarán cuando sean estrictamente necesarias para los fines del proceso, teniendo en cuenta la presunción de inocencia que comprende también al trato como inocente y que la regla es la libertad y le detención es la excepción.
    • Principio de Proporcionalidad.- Debe entenderse como la equivalencia existente entre la intensidad de la medida de coerción y la magnitud del Peligro Procesal, este principio funciona cómo presupuesto clave en la regulación de la Prisión Provisional en todo Estado de Derecho y tiene la función de conseguir una solución al conflicto entre el Derecho a la Libertad personal y el Derecho a la seguridad del individuo, garantizadas por finalidades ineludibles de persecución Penal eficaz.
    • Principio de Prueba Suficiente.- Hace referencia a que deben existir suficientes elementos probatorios de la comisión de un delito que  vinculen al imputado “como autor o partícipe del mismo”, así este principio exige que haya prueba sobre el hecho imputado.
    • Principio de Provisionalidad.- Son provisionales pues se cumplen por determinado plazo, se encuentran sometidas a la cláusula rebús sic stantitus ya que su permanencia o modificación estará siempre en función de la estabilidad o el cambio de los presupuestos que hicieron posible su adopción inicial.
    • Principio de Excepcionalidad.- En un sistema acusatorio la libertad siempre es la regla, sólo en razones excepcionales y estrictamente necesarias es justificada la limitación a este derecho fundamental.

Leave Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *