MUELLES PARA CONTENEDORES

Son muelles especiales cuyo tamaño va desde los más grandes, con capacidad para albergar buques portacontenedores celulares de la cuarta generación (más de 5.000 TEU), hasta aquellos que manejan el tráfico de servicios de enlace o alimentadores (feeders)- que transportan entre 50 TEU y 250 TEU. La unidad TEU es una medida de la capacidad de carga contenedorizada de los buques en términos de contenedores de 50 pies.

Los muelles para contenedores cuentan por lo general con elementos para su funcionamiento, tales como una zona amplia para acomodar los contenedores que se encuentran en los muelles en todo momento. Los operadores portuarios estiman en 6 ha (15 acres) el área mínima de esta zona, que debe poder aumentarse cuando sea necesario.

En ella operan vehículos pesados que apilan los contenedores en columnas de tres. Las grúas para contenedores son comúnmente grúas pórtico izables, para evitar colisiones con el buques al salir o al entrar.

Son autopropulsadas y se desplazan a lo largo de rieles para permitir el embarque correcto de los contenedores en las células que están a bordo.

Las grúas de un solo gancho tienen capacidad de izado de 30 TM (peso máximo de un contenedor lleno de 40 pies), y las grúas de doble gancho tienen naturalmente una capacidad de carga mayor.

Los vehículos de manipuleo son por lo general carretillas pórtico, camiones montacargas pesados y otros especialmente diseñados para este fin.

Para el manejo de contenedores refrigerados se requieren instalaciones apropiadas, como tomas para el suministro de energía eléctrica. Finalmente, cuentan también casi siempre con una zona de reparación y mantenimiento de contenedores, y otra para el mantenimiento de vehículos de manipuleo de carga.