Terminales ferroviarios

El diseño de los terminales ferroviarios se ajusta no sólo a las necesidades de la operación ferroviaria sino particularmente a la transferencia de productos desde o hacia otros modos de transporte.

Es importante recordar que el tráfico ferroviario comienza y termina en vehículos automotores –algunas veces- en los muelles de los puertos.

Los terminales ferroviarios se pueden pues, clasificar en varias categorías, de acuerdo con los productos y el tráfico que movilizan.

La mayor parte de la carga que se moviliza por tren es a granel, principalmente cereales, minerales, cemento, aceite, etc. a pesar de que toda una nueva gama de productos semi manufacturados está empezando a ser transportada por esta vía.

Los primeros despachos se denominan “tren con carga completa” (full train load); y los segundos, “tren con carga unitaria” (unit train load), en algunos casos, proveniente de un solo consignador.

El tipo determina el equipo necesario para manipularla. Por ejemplo, el manipuleo de la carga a granel exige tolvas de embarque y bandas trasnportadoras conmecanismos de descarga lateral en el extremo o rieles elevados para el descargue por gravedad de camiones con puertas en el piso.

Tanto la carga suelta como la unitarizada se manipulan por medio de montacargas, diversos tipos de grúas, tractores con remolques y plataformas izables.

Para el transporte de camiones por tren, llamada modalidad de ferrutaje (Rail-Road, RA/RO), se utilizan rampas especiales para el embarque y desembarque en el terminal respectivo.

El patio de maniobras juega un papel esencial en el proceso de consolidación e carga, puesto que el tráfico ferroviariario está compuesto por numerosos despachos provenientes de distintos consignadores, llevados al terminal en camiones como cargamentos separados.

La consolidación de estos despachos conforma la carga del tren.