Transporte aéreo

El aire, como vía natural, es una ruta más universal que el agua, puesto que permite el acceso a todas partes del globo. El transporte aéreo es bastante flexible, ya que cada vuelo es único y no afecta a los demás. La mayoría son de carácter internacional y requieren de acuerdos y cooperación internacionales para poder operar.

Las características de los costos del transporte aéreo son similares a las de los porteadores carreteros o acuatices. Los terminales aeroportuarios y el espacio aéreo no son propiedad de las aerolíneas; estas, compran los servicios aeroportuarios que necesitan, como combustible, almacenamiento, arriendo de espacio, derechos de aterrizaje, etc.

Los costos del terminal incluyen manipuleo en tierra, recogida y entrega de la mercancía. Además, las aerolíneas son propietarias de sus propios equipos, que al ir depreciándose durante su vida útil, se convierten en un costo fijo anual.

Más que el tamaño del embarque es la distancia lo que afecta, a corto plazo los costos variables de las aerolíneas. Puesto que el aterrizaje y el despegue don las operaciones más ineficientes entre las que realizan los aviones, la longitud del vuelo reduce los costos variables.

El volumen de la carga afectó indirectamente los costos variables, en la medida que, una mayor demanda de transporte aéreo de carga condujo a la aparición de aviones de mayor tamaño, cuyos costos de operación, por TM/km, son más bajos.

Los costos variables compuestos hacen generalmente del transporte aéreo un servicio privilegiado, especialmente para distancias medianas y cortas. Aunque la participación de los costos del terminal y otros gastos fijos, reduce los costos por unidad en altos volúmenes, sólo los viajes largos los reducen de manera considerable.

La carga aérea aumentará considerablemente en los años noventa, entre otras causas por el nuevo acuerdo bilateral entre Estados Unidos y Japón. Fuentes especializadas han estimado que el aumento en las operaciones aéreas se acercará a 50% en el Pacifico Norte.

I. VENTAJAS
• VELOCIDAD
Es el modo de transporte más rápido y el que ofrece a los usuarios un servicio más eficiente, confiable y de lata calidad lo cual le asegurará una vasta clientela. El transporte aéreo es irremplazable en el envío de productos perecederos o compras urgentes, como medicinas o repuestos, y de bienes de rápida obsolescencia, como ropa o artículos de moda.

• COMPETITIVIDAD
El transporte aereo brinda las siguientes reducciones en los gastos:

  • Inventario. La frecuencia en los vuelos permite alta rotación de inventarios, la cual se refleja en los costos y los volúmenes de producto almacenado.
  • Financiamiento. El tiempo de almacenamiento durante el viaje es menor debido al corto periodo de tránsito. Por tanto, el monto y los intereses del capital invertido son menores.
  • Embalaje. Gran parte del costo de embalaje queda virtualmente eliminado debido al cuidado con que se manipulea la carga aérea. El ahorro es aun mayor cuando se unitariza la carga en paletas o contenedores.
  • Manipuleo. Las operaciones de cargue y descargue están muy mecanizadas y, por tanto, son mucho menos traumáticas para la carga que las del transporte terrestre o marítimo.
  • Documentación. Es muy sencilla y está totalmente normalizada (carta de porte aéreo, A WB) lo cual reduce costos administrativos.
  • Seguro. El manipuleo, tiempo de almacenamiento y duración del viaje reducen los riesgos por daños, demoras, robo o pérdida, todo lo cual se traduce en primas de seguro más bajas.

• COBERTURA DEL MERCADO
La vasta red de transporte aéreo de carga que existe, llega a regiones, inaccesibles y a países sin litoral por sobre otros modos de transporte, lo que les permite incorporarse a las operaciones de comercio exterior en forma más competitiva.

II. INCONVENIENTES
• CAPACIDAD
Por razones de volumen y restricciones de peso, el avión más grande de carga, no está en capacidad de competir con ninguno de los modos de transporte de superficie (terrestre o acuático).

• CARGAS A GRANEL
El transporte aéreo no puede utilizarse para la movilización de minerales, petróleo (crudo y sus derivados), cercanías y químicos a granel.

• PRODUCTOS DE BAJO VALOR UNITARIO
Las materias primas, algunos productos manufacturados y gran número de bienes seminanufacturados no pueden absorber el alto costo de los fletes aéreos dentro de su costo total.

• ARTÍCULOS PELIGROSOS
Las regulaciones vigentes de la OACI y la IATA restringen severamente el número de artículos peligrosos que se pueden transportar por vía aérea, especialmente en aviones de servicio combinado (carga y pasajeros).