APLICACIONES TRIBUTARIAS EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS Y SU INCIDENCIA SOCIAL

Las Instituciones Educativas Particulares se regirán por las normas del Régimen General del Impuesto a la Renta.

     Las entidades a que se refiere el Artículo 19º de la Constitución Política del Perú, son las Instituciones Educativas Públicas y las Instituciones Educativas Particulares.

     Las Instituciones Educativas Públicas no están sujetas al Impuesto a la Renta, de acuerdo a lo dispuesto en el primer y último párrafos del Articulo 19 de la Constitución Política del Perú.

     Son Instituciones Educativas Privadas (o Instituciones en adelante), aquellas personas naturales, sucesiones indivisas, asociaciones de hecho de profesionales y similares y las organizadas jurídicamente bajo cualquiera de las formas provistas en el derecho común y en el régimen societario que, con o sin ánimo de lucro, se dedican con carácter exclusivo a la prestación de servicios educativos, en cualquiera de los niveles y modalidades. Para tal efecto, las Instituciones podrán tener uno o mas centros y/o programas educativos.

     El carácter exclusivo a que se refiere el párrafo anterior, no se perderá si adicionalmente a las operaciones comprendidas en el Anexo I del Decreto Supremo Nº 046-97-EF, las Instituciones realizan investigación científica, investigación aplicada y los servicios de consultoría y de asistencia técnica.

     La utilidad obtenida por las Instituciones Educativas Particulares será la diferencia entre los ingresos totales obtenidos por estas y los gastos necesarios para producirlos y mantener su fuente, constituyendo la renta neta. A fin de la determinación del Impuesto a la Renta correspondiente se aplicaran las normas generales del referido impuesto.

     Las Instituciones Educativas Particulares, que reviertan total o parcialmente su renta reinvertible en si mismas o en otras Instituciones Educativas Particulares, constituidas en el país, tendrán derecho a un crédito tributario por reinversión equivalente al 30% del monto reinvertido.

     La reinversión solo podrá realizarse en infraestructura y equipamientos didácticos, exclusivos para los fines educativos  y de investigación que corresponda a sus respectivos niveles o modalidades de atención, así como para las becas de estudios. Mediante Decreto Supremo se aprobara la relación de bienes  y servicios que serán materia del beneficio de reinversión (Decreto Supremo Nº 046-97-EF y D.S. 008-98-EF).

     Los bienes y servicios adquiridos con las rentas reinvertibles serán computados a su valor de adquisición, el cual en ningún caso podrá ser mayor al valor de mercado. Tratándose de bienes importados, se deducirán los impuestos de importación si fuere el caso.

     Los programas de reinversión deberán ser presentados a la autoridad competente del Sector Educación con copia a la SUNAT con una anticipación no menor a 10 días hábiles al vencimiento del plazo para la presentación de la Declaración Jurada Anual del Impuesto a la Renta. Los referidos programas de reinversión se entenderán automáticamente aprobados con su presentación.

     La aprobación a que se refiere el párrafo anterior es sin perjuicio de la fiscalización posterior que pueda efectuar la SUNAT.

     El crédito es del 30% del monto efectivamente invertido en la ejecución de un programa de reinversión, aprobado de acuerdo a ley.

     Tratándose de la reinversión efectuada por las Instituciones Reinversoras, el crédito será el 30% del monto invertido en la Institución Receptora siempre que el mismo haya sido efectivamente aplicado por esta ultima en la ejecución del programa.

     El crédito mencionado en los párrafos anteriores, podrá ser aplicado contra el Impuesto a la Renta de la Institución Receptora o de la Institución Reinversora, según sea el caso. La parte del crédito no utilizada en un ejercicio podrá aplicarse contra el Impuesto a la Renta de los ejercicios siguientes, hasta agotarlo.

     El monto reinvertido deberá ser capitalizado por la Institución Receptora de la reinversión, o de ser el caso deberá incrementar el patrimonio social, debiendo en ambos casos formalizarse mediante escritura publica e inscripción en el registro publico correspondiente, como requisito previo para la aplicación del indicado crédito. Las acciones o participaciones adquiridas como consecuencia de la capitalización de la reinversión, serán libremente transferibles.

     La institución Reinversora podrá transferir el crédito total o parcial no utilizado, a una Institución Receptora, por una sola vez. Para tal efecto, la Institución Reinversora deberá presentar una declaración jurada a la SUNAT según las condiciones, forma y oportunidad que establezca dicha entidad. Dicha transferencia podrá efectuarse dentro del plazo de cinco (5) ejercicios, contado a partir del ejercicio en que se efectúe la reinversión o por el plazo que dure el programa de reinversión, el que sea menor.

     De verificarse que la Institución Reinversora ha hecho uso del crédito transferido a la Institución Receptora, se le aplicaran las sanciones establecidas en el Código Tributario, sin perjuicio de la acción penal correspondiente. Además deberá reintegrar el Impuesto a la Rente dejado de pagar por la Institución Receptora, mas os intereses correspondientes.

     El crédito se sustentara en la documentación siguiente:

     En la ejecución de programas de reinversión propios:

  • El programa de reinversión y sus modificatorias o ampliatorias, recepcionado por el Ministerio de Educación.
  • Los comprobantes de pago y/o las declaraciones únicas de importación en su caso,
  • Los informes anuales sobre los avances de la ejecución del programa; y,
  • Las declaraciones juradas anuales del Impuesto a la Renta.

     En la ejecución de programas de reinversión de otras Instituciones:

  • Copia del programa de reinversión de la Institución Receptora y sus modificatorias con la constancia de recepción del Ministerio de Educación;
  • Copia de la escritura publica de aumento de capital o de patrimonio social de en el caso, de la Institución Receptora, debidamente inscrita en el registro publico correspondiente, en el cual conste el monto del aporte efectuado por la Institución Reinversora, y
  • Copia de la constancia numerada otorgada a nombre de la Institución Reinversora por la Institución Receptora, en la cal conste el monto efectivamente invertido.

     El crédito obtenido en la ejecución de un programa de reinversión podrá ser aplicado contra los pagos a cuenta del Impuesto a la Renta, debiendo sustentarse conforme a lo indicado en el articulo anterior.

     En el caso de Instituciones que desarrollan su actividad educativa como empresas unipersonales, sociedades de hecho, asociaciones en participación, joint ventures, consorcios, comunidad de bienes y demás contratos de colaboración empresarial, las rentas y el crédito obtenidos serán atribuidos a las personas naturales  o jurídicas que las integren o sean partes contratantes, en proporción a su participación en el capital. El citado crédito solo podrá ser aplicado contra el Impuesto a la Renta que grave las rentas netas de tercera categoría generadas por dichas Instituciones y que hubieran sido atribuidos a estos sujetos.

     Las reglas de atribución establecidas en este articulo se aplicaran mensualmente, para efecto de los pagos a cuenta del Impuesto a la Renta.

     Las Instituciones que desarrollen su actividad educativa a través de contratos de colaboración empresarial deberán llevas necesariamente contabilidad independiente de la de sus partes integrantes o contratantes.

     Del monto del programa de reinversión orientado a la adquisición de bienes, no menos del 50% deberá estar destinado a la adquisición de bienes del activo fijo de uso final que beneficio en de manera directa al estudiante. El saldo de dicho monto podrá estar destinado a la adquisición de bienes de activo fijo tanto de apoyo a la labor educativa como equipamiento, para la administración de la Institución de la que se trate.

     Para efectos de la reinversión, se consideran becas al estipendio o pensión temporal que se concede al educando para que inicie, continúe o complete sus estudios. Además del costo de la pensión, la beca podrá comprender todos los gastos necesarios para la realización de los estudios, tales como derechos de inscripción, matrículas, exámenes, asociaciones de padres de familia, seguro medico educativo, expedición de constancias, certificados o diplomas, actividades de bibliotecas, hemerotecas y archivos, material didáctico; uniformes, transporte y viáticos por alojamiento y alimentación.

     Las becas a que se refiere el párrafo anterior, únicamente podrán ser:

  • Becas para seguir estudios en la Institución, otorgadas a personas con alto rendimiento académico y bajos recursos económicos.
  • Becas para seguir estudios en la Institución o en otras, otorgadas al personal docente y administrativo de la Institución, con el fin de mejorar los servicios educativos que presten.

     Tratándose de becas, el crédito será el 30% del valor de la pensión  y de los gastos incurridos por los demás conceptos, comprendidos en las becas efectivamente otorgadas.

     El Ministerio de Educación, directamente o a través de terceros, podrá requerir en cualquier momento a la Institución respectiva para que le suministre información sobre el rendimiento académico de las personas beneficiadas con becas al amparo de un programa de reinversión.

     La elaboración, presentación y tramite del programa de reinversión, se ceñirá a las siguientes reglas:

     Los programas de reinversión deberán ser presentados ante el Ministerio de Educación hasta diez (10) días hábiles anteriores al vencimiento del plazo para la presentación de la declaración jurada anual del Impuesto a la Renta correspondiente al ejercicio a parir del cual se da inicio a la ejecución del programa. El programa deberá ser acompañado de una copia para la SUNAT, de cuya remisión se encargara el Ministerio de Educación.

     El programa de reinversión que reúna los requisitos establecidos por la Ley y el presente Reglamento, se entenderá automáticamente aprobado con sola presentación.

     Dentro de los sesenta (60) días hábiles de presentado el programa de reinversión, el Ministerio de Educación podrá verificar el cumplimiento de los requisitos formales, notificando a la Institución para que en el plazo de treinta (30) días hábiles cumpla con subsanar los errores u omisiones detectadas. Si transcurrido el plazo otorgado la Institución no cumpliera con subsanar los referidos errores u omisiones, se entenderá como no presentado el programa de reinversión; si por el contrario, ellos son subsanados, el programa se entenderá aprobado desde el momento de su presentación.

     El programa de reinversión deberá contener los siguientes documentos e información:

  • Nombre o razón social de la Institución;
  • Testimonio de la escritura publica de constitución social inscrita en el registro publico correspondiente de colaboración empresarial pertinente, de ser el caso.
  • Copia de la inscripción en el Registro Único de Contribuyentes.
  • Poder suficiente del representante legal.
  • Monto total estimado del programa
  • Memoria descriptiva en la que conste el objeto de la reinversión, con indicación de:
    • La relación y costo estimado de la infraestructura y equipamiento didácticos a ser adquiridos, construidos, modificados o ampliados; identificándose los centros y/o programas de educación de la Institución comprendidos en el mismo, de ser el caso.
    • La relación del numero de becas que serán otorgadas por periodo, precisando si serán utilizadas en la propia Institución o en otras, y los programas, cursos, carreras o especialidades, a los que serán asignadas, de ser el caso.
    • La descripción de cómo la infraestructura y equipamiento didácticos obtenidos al amparo del programa de reinversión, serán utilizados en las actividades educativas y de investigación que son propias de la Institución, en concordancia con los niveles y modalidades de los servicios educativos prestados por la Institución.
    • El plazo estimado de ejecución del programa, el cual no podrá exceder de cinco años contados desde la fecha de inicio de la ejecución del programa de reinversión. Vencido dicho plazo, el programa deberá ser necesariamente actualizado para poder continuar con su ejecución. La actualización del programa deberá ser acompañada de una copia para SUNAT, de cuya remisión se encargara el Ministerio de Educación.
  • Cualquier otra información que la Institución considera adecuada ahora una mejor apreciación del programa.

     La Institución deberá informar al Ministerio de Educación de los avances efectuados durante el ejercicio anterior en la ejecución del programa de reinversión a su cargo, con indicación de :

  • Las cantidades, características y valor de los bienes y servicios adquiridos, al amparo del programa para lo cual deberán acompañar copia de los asientos contables correspondientes donde figuren los montos destinados a las referidas inversiones y adquisiciones.
  • El numero de becas otorgadas al amparo del programa precisando los conceptos comprendidos en las mismas su valor, nombre de los beneficiarios y si están han sido utilizadas en la propia Institución o en otra; debiendo acompañarse copia de los asientos contables en los que conste la anotación de los gastos respectivos.
  • El monto del crédito obtenido en el ejercicio y el saldo de crédito no utilizado de ejercicios anteriores.
  • El monto del crédito utilizado en el ejercicio por la propia Institución.
  • El monto del ejercicio que le corresponde a una Institución Reinversora, con indicación de la numeración de las constancias que hubiera sido otorgadas por dicho concepto e identificación dela Institución Reinversora.
  • Monto del crédito no utilizado.

     La Institución podrá modificar el programa de reinversión aprobado por el Ministerio de Educación en cualquier momento del ejercicio. La modificación no podrá versar sobre la extensión del plazo de ejecución, salvo  el caso de la actualización. La Institución Receptora deberá conservar la documentación que acredite la inversión efectuada durante el plazo de prescripción, el cual se contara a partir del 1 de enero siguiente al de vencimiento del plazo de presentación de la declaración jurada anual del Impuesto a la Renta correspondiente al ejercicio en el cual se utiliza el crédito correspondiente u otorgo la constancia de inversión a favor de una Institución Reinversora.

     Los bienes que se adquieran al amparo de un programa de reinversión deberán tener una antigüedad no mayor a tres años computados desde la fecha de su adquisición. Se entenderá como fecha de adquisición, la que conste en el comprobante de pago que acredite la transferencia hecha por su fabricante o la de la declaración única de importación, según sea el caso.

     Tales bienes serán computados a su valor de adquisición, incluyendo los gastos vinculados a fletes y seguros, gastos de despacho y almacenaje y todos aquellos gastos necesarios que permitan colocar dichos bienes en la Institución respectiva, excepto los intereses por financiamiento, sin que este valor pueda exceder al valor de mercado, determinado conforme a las normas de la Ley del Impuesto a la Renta.

     Para efecto de la comparación a que se refiere el párrafo anterior, del valor de mercado de los bienes importados por la Institución y considerados en los Anexos II y III del Decreto Supremo Nº 046-97-EF se deducirán los Derechos Arancelarios, el Impuesto Selectivo al Consumo, el Impuesto General a las ventas y cualquier otro tributo o carga que afecte la operación de importación.

     Los bienes adquiridos al amparo de un programa de reinversión antes de que queden totalmente depreciados, dará lugar a la perdida del crédito obtenido en la proporción que corresponda a la parte no depreciada del bien respectivo.

     Si el crédito que se pierde según lo indicado en el párrafo anterior, hubiese sido utilizado por la Institución, esta deberá reintegrar el Impuesto a la Renta dejado de pagar con los intereses y sanciones correspondientes a que se refiere el Código Tributario.

     Si el indicado crédito hubiese sido utilizado por una Institución Reinversora, la Institución Receptora deberá reintegrar el Impuesto a la Renta dejado de pagar por aquella  en la parte correspondiente al crédito perdido mas los intereses y sanciones a que se refiere el Código Tributario.

     El cobro del reintegro del Impuesto a la Renta a que se refieren los dos párrafos anteriores, se efectuara mediante compensación, Orden de pago o Resolución de Determinación, según corresponda, siendo de aplicación la tasa de interés y el procedimiento previsto en el Artículo 33º del Código Tributario, a partir de la fecha en que el crédito perdido fue utilizado.

     Para efecto de fiscalización, las Instituciones deberán llevar una cuenta de control en el activo donde se registraran los bienes adquiridos al amparo del programa de reinversión denominada “Bienes para reinversión – Decreto Legislativo Nº 882”. La SUNAT podrá establecer los mecanismos que permitan un adecuado control del crédito generado por la reinversión realizada en si misma o en otras Instituciones.

     Las Instituciones sustentaran la ejecución total del programa de reinversión mediante la presentación al Ministerio de Educación, de una declaración jurada refrendada  por una sociedad de auditoria en la cual consten las notas demostrativas que acrediten las inversiones y/o adquisiciones realizadas. Para este ultimo efecto, acompañaran copias de los asientos contables correspondientes donde figuren los montos destinados a las referidas inversiones y adquisiciones. Tratándose de reinversiones en obras de infraestructura o en adquisición de bienes, cuyos costos superen las 200 UIT, la Institución deberá presentar, además, un informe y la operatividad de las obras de infraestructura y/o de los bienes correspondientes en el local institucional.

     El Ministerio de Educación deberá emitir la constancia de ejecución de los programas de reinversión en un plazo máximo de sesenta (60) días hábiles, contados a partir de la fecha de presentación de la declaración jurada. Asimismo, dentro de los siete (7) días hábiles siguientes, el Ministerio de Educación deberá remitir a la SUNAT una copia certificada de la constancia por la que se aprueba el cumplimiento total del programa de reinversión.

     La comprobación de la inexistencia de todo o una parte del crédito declaro, en razón de no haberse realizado efectivamente la inversión obligara a reducir el crédito, eliminarlo la parte indebidamente obtenida que resulte proporcional a la inversión declarada y no efectuada.

     Si el crédito indebidamente obtenido hubiese sido utilizado por la Institución Receptora, esta deberá reintegrar el Impuesto a la Renta dejado de pagar por aquella en la parte correspondiente al crédito indebido, mas los intereses y sanciones a que se refiere el Código Tributario.

     Si el crédito inexistente hubiese sido utilizado por una Institución Reinversora, la Institución Receptora deberá reintegrar el Impuesto a la Renta dejado de pagar por aquella en la parte correspondiente al crédito indebido, mas los intereses y sancione a que se refiere el Código Tributario.

     Las personas jurídicas privadas promotoras de centros educativos constituidos y autorizados con anterioridad a la vigencia del Decreto Legislativo Nº 882, podrán incorporar a su patrimonio el correspondiente a los centros educativos a su cargo, dando de baja la inscripción de estos últimos en el Registro Único de Contribuyentes. En tal caso, la condición de Instituciones Educativas Particulares recaerá sobre las mencionadas personas jurídicas.

     La unificación patrimonial mencionada en el párrafo anterior carecerá de efectos tributarios y podrá ser efectuada en tanto no contravenga las disposiciones legales vigentes en materia de exclusividad de la prestación de servicios educativos en razón de su nivel o modalidad.

     Las personas naturales promotoras de centros educativos constituidos y autorizados con anterioridad a la vigencia del Decreto Legislativo Nº 882, podrán aportar el patrimonio correspondiente a los centros educativos a su cargo a la constitución de cualquiera de las personas jurídicas a que se refiere el Articulo 4 de la Ley. Dicho aporte carecerá de efectos Tributarios.

     Los centros educativos particulares constituidos y autorizados con anterioridad al Decreto Legislativo Nº 882, cuyo patrimonio no fuera incorporado al de sus promotores según lo dispuesto en la Primera Disposición Transitoria del presente dispositivo, o cuyas personas jurídicas promotoras no optaran por reorganizarse transformarse en otras de tipo distinto conforme a la Segunda Disposición Transitoria de la Ley y las normas complementarias y/o reglamentarias que para tal efecto de la Ley y el presente Reglamento, y continúan declarando y determinando los tributos a su cargo en forma independiente de la de sus promotores.

     Para tal efecto,  para la aplicación de las exoneraciones previstas por la Ley del Impuesto a la Renta, los centros educativos gozan de la misma personería jurídica que, de ser el caso, corresponda a sus promotores.