Contraste entre la teoría psicogenética y la sociocultural.

Entre estas teorías existen coincidencias y discordancias, ambas coinciden al aseverar que el niño debe construir mentalmente el conocimiento, aunque Vygotsky le concede mucha importancia a las interacciones sociales y determina que es imperativa la cultura para moldear el desarrollo cognitivo, esto no lo corrobora Piaget. Mientras que Piaget concluye en que el aprendizaje no puede hacer nada para modificar el desarrollo, Vygotsky difiere al aseverar que el aprendizaje y el contacto con otras personas iguales o diferentes hacen la diferencia en cuanto al desarrollo y el aprendizaje, entonces puede preceder al desarrollo.

Piaget observa en su teoría que la madurez para el aprendizaje se define por el nivel de competencia y de conocimiento del niño, si no está listo para dicho conocimiento no pasará nada, mientras Vygotsky afirma que la instrucción debe centrarse en el potencial de desarrollo o sea en la competencia que el niño demuestra con ayuda y supervisión de otros. Por último, respecto al lenguaje, Piaget determina que el habla egocéntrica del niño no tiene una función útil en su desarrollo, mientras que su colega Vygotsky pensaba que representa un fenómeno evolutivo de gran trascendencia, pues ayuda a organizar y regular su pensamiento, a la vez intelectual y autorreguladora en el niño.

Tanto Piaget como Vygotsky creían que los niños tienen un papel activo en la adquisición del conocimiento, ambos teóricos describen la construcción del conocimiento en la mente, coincidían en que los niños construyen su propio entendimiento, además de que con la edad y la experiencia ese entendimiento se reestructura, mientras que Piaget reconoció el papel de la transmisión social en el desarrollo (Beilin, 1994). Para Vygotsky el papel de la transmisión social es mayor, influye no sólo en el contenido sino también en la naturaleza misma y en la esencia del proceso del pensamiento. Piaget clasificó el pensamiento operacional formal como abstracto, lógico, reflexivo e hipotético-deductivo; las funciones mentales superiores de Vygotsky incluyen lógica, el pensamiento abstracto y la autorreflexión.

En cuanto a las diferencias, para Piaget el desarrollo intelectual es universal e independiente del contexto social, para Vygotsky, el contexto cultural determina el tipo de procesos cognitivos; mientras Piaget puso énfasis en el papel de la interacción del niño con objetos físicos en el desarrollo de formas maduras del pensamiento, Vygotsky lo pone en la interacción con la gente.

Con respecto al lenguaje, Piaget lo considera más como un subproducto del desarrollo intelectual que una de sus raíces (Beilin, 1994), para Vygotsky tiene un papel relevante en el desarrollo cognitivo y constituye el núcleo de las funciones mentales del niño.

Piaget consideraba que sólo los descubrimientos que los niños hacían de manera independiente reflejaban su estado emocional, en contraparte Vygotsky creía que la apropiación del conocimiento cultural tiene un papel clave en el desarrollo cognitivo.