EL LIDERAZGO

1.1. CONCEPTO

Liderazgo en la sicología social significa rol de la personalidad en el análisis de grupos pequeños. En sociología, influencia que se puede ejercer sobre una colectividad. La corriente seguidora del alemán Max Weber, considerado el fundador de la sociología moderna, distingue tres tipos de liderazgo que se refieren a detrás tantas formas de autoridad:

  1. El líder carismático, al que sus seguidores le atribuyen condiciones y poderes superiores a los de otros dirigentes,
  2. El líder tradicional, que hereda el poder, ya sea por la costumbre de que ocupe un cargo destacado o porque pertenece a un grupo familiar que ha ostentado el poder desde hace mucho tiempo, y
  3. El líder legal, que asciende al poder por los métodos oficiales, ya sean las elecciones o votaciones, o porque demuestra su calidad de experto sobre los demás. Esta figura se reconoce comúnmente en el campo de la política y de la empresa privada.

1.2. LOS PRINCIPIOS DEL LIDERAZGO

1.2.1. La confianza

            “Sin honradez la confianza no se logra nunca. Los mejores líderes son transparentes: hacen lo que dicen, predican con el ejemplo. Las personas creen en ellos porque su acción se guía por los valores que adoptan. No juegan maquiavélicamente a la manipulación ni a la duplicidad. Son sencillos”

Si una persona no construye relaciones de confianza, guiándose y basándose en un comportamiento ético, difícilmente logrará influir en los demás menos por supuesto inspirará el deseo de ser seguido. Pero esa confianza, también, tiene un componente personal: si no tienes confianza en ti mismo no será posible que enfrentes los retos y los riesgos que te exige el futuro.

1.2.2. La credibilidad

Junto al estado de confianza, en ti mismo y en tus relaciones con los demás, se presenta la credibilidad. El liderazgo es construido por las perso­nas comprometidas con lo que son, lo que hacen, sienten y tienen.  Despiertan credibilidad en la relación con los demás porque sus accio­nes muestran integridad personal, no esconden información ni manipulan a las personas

1.2.3. La Visión

Últimamente se ha dado cada vez mayor énfasis a la capacidad de las personas para visualizar su propio futuro. En la actualidad lo que requiere desarrollar el liderazgo es Visión.  Su Visión y su compromiso están ligados con el largo plazo y con resulta­dos que sean duraderos con el tiempo: no se deja seducir por éxitos pasajeros o de corto plazo. De ahí la importancia que los líderes muestren el futuro y ayuden a las personas a enfrentar el cambio con sus mejores caudales.

1.2.4. La misión o la pasión por la meta

Los líderes suelen concentrar sus mejores conocimientos, aptitudes y habilidades en una misión personal, que transmite pasión y energía a sus acciones, e influye en los demás. El líder centrado en principios no sólo sabe a dónde quiere dirigirse sino que valora profundamente sus cualidades y talentos para ponerlos al servicio de una causa concreta. Asume la vida más como una misión que como arribismo personal.

1.2.5.   Aprender continuamente y escuchar

Las personas comprometidas con el liderazgo entienden que necesitan renovarse de modo permanente, y por eso, se permiten aprender continuamente.