FUNCIONES DE LOS PODERES DEL ESTADO.

Los Poderes  y Función

Examinando los diversos actos que el Estado realiza a diario, se advierte que numerosos son realizados por un poder distinto de aquél al que aparentemente corresponde la función.

a)         El Poder Legislativo:

Realiza actos de las tres funciones jurídicas del Estado, pues ejerce actos legislativos cuando dicta leyes; actos administrativos, cuando confiere ascensos o nombramientos, y actos jurisdiccionales, cuando se constituye en acusador para determinados casos políticos.

Función legislativa típica, o sea tanto formal como de contenido, en la expedición de la ley.

Función legislativa material, o sea intrínseca, en la expedición de un Reglamento.

b)        El Poder Ejecutivo

Realiza actos legislativos cuando expide reglamentos; actos administrativos, cuando atiende los servicios públicos, y actos jurisdiccionales, cuando resuelve reclamaciones.

Función administrativa típica en el nombramiento de un empleado público o en la expedición de una orden de pago.

Función administrativa material en la Resolución Legislativa que confiere ascensos militares o nombra Vocales en los países de América Latina.

c)         El Poder Judicial

Realiza actos jurisdiccionales cuando atiende a su función específica; actos administrativos, cuando nombra a sus empleados o interviene en procedimientos no judiciales, y actos legislativos, cuando interpreta las leyes y establece normas supletorias.

Función jurisdiccional típica en un  fallo o en una providencia del juzgado.

Función jurisdiccional material en una resolución ministerial o suprema que recae sobre una reclamación. Los asuntos contencioso administrativos son claro ejemplo de la jurisdicción ejercida por agente del Poder. A la jurisdicción contencioso administrativa, que es ejercida por la propia administración, le incumbe rectificar o anular, en su caso, aquello que ha sido materia de decisión en la esfera administrativa.

En nuestro país, se requiere firma de Letrado en aquellos recursos administrativos que entrañan revisión, lo que subraya el carácter contencioso-administrativo. A diferencia de los jueces, que no pueden actuar por contrario imperio, las autoridades administrativas pueden reconsiderar sus decisiones.

La función judicial es desempeñada por un cuerpo orgánico de funcionarios cuya misión es, según la completa expresión latina, la “notio, vacatio, coercitio, judistio, ejecutio”. Muchos actos jurisdiccionales son realizados por funcionarios administrativos, sobre todo los Ministros, cuando se pronuncian acerca de la aplicación de las leyes en una reclamación administrativa; en tales casos su resolución constituye un acto jurisdiccional, puesto que dicen el derecho. Es así como los jefes  de reparticiones administrativas, al resolver casos concretos que encierran una cuestión de derecho, ejercen de modo subsidiario una función jurisdiccional.

Solamente son poderes políticos el Legislativo y el Ejecutivo, necesariamente contrapesados y coordinados, pues el gobierno corresponde a los dos. El legislativo tiene como recurso para frenar al ejecutivo la interpelación, el voto de censura y el juicio de responsabilidad.