El Fundamento de los Derechos Humanos.

Los Derechos Humanos, se fundamentan en la naturaleza humana, tales derechos le son inherentes al hombre en cuanto tal, en cuanto tiene naturaleza esencia de tal, desde la antigüedad ha sido buscada la explicación sobre la naturaleza humana.

Los Estoicos percibieron la natural inclinación a hacer el bien considerándolo cómo el primer principio, innato en la naturaleza del hombre, “haz el bien y evita el mal”, Cicerón encuentra el fundamento de los Derechos Humanos en la recta razón, que es la encargada de discernir lo bueno en la conducta humana como justo y verdadero y lo malo cómo lo injusto. Pero a su vez, la recta razón natural es más bien la que nos permite discernir los verdaderos Derechos Humanos.

Su alcance y jerarquía, pero no es el fundamento de los Derechos Humanos, porque la base de los mismos se encuentra en la naturaleza humana, por lo cual estos son para todos los hombres, cómo consecuencia, ser la dignidad de la naturaleza humana y su fundamento.

La naturaleza humana otorga titularidad a estos derechos universales, inviolables e irrenunciables; por lo tanto, al encontrar allí su fundamento, deducimos que no pertenecen al hombre por una disposición estatal, sino que le pertenecen por el sólo hecho de ser persona humana.

Estos derechos deben ser reconocidos en todos los hombres por igual, este reconocimiento debe ser real y fundamental, deben ser reconocidos para poder ser defendidos, respetados, para poder efectivamente proteger la dignidad humana y para hacer que su realización sea posible. El derecho es el respeto, es la propuesta social del respeto, tutelados una vez reconocidos y respetados, debo protegerlos la tutela corresponde a cada hombre, al Estado y a la comunidad internacional.

Promovidos, deben ser constantemente promovidos, esto es que deben darse a conocer y ser elevados en todo sentido, para evitar que sean violados, podemos añadir que los derechos humanos, en cuanto a derechos subjetivos, se encuentran en dependencia con la ley natural, (llamamos ley natural a aquellas proposiciones universales del entendimiento práctico que la razón humana formula a partir del conocimiento del orden inmanente en la realidad de las cosas).

La Ley natural es la participación de la Ley eterna en el hombre, los principios que esta contiene corresponde a las inclinaciones del hombre, el fundamento absoluto no es la voluntad del hombre, esto que no somos seres absolutos, sino limitados y contingentes.

Por lo tanto, tendríamos que buscar el fundamento en otra parte, Daniélou nos dice que ese fundamento aparece como mereciendo un respeto absoluto y que no tiene su origen en la voluntad más alta, que se impone cómo digna de una reverencia y una adoración absolutas. Lo absoluto, moral implica un elemento de lo sagrado, el creyente reconoce este elemento en el Dios vivo, pero cuando el agnóstico reconoce ese carácter absoluto de la ley moral, también lo está confesando, aunque no sepa su nombre.

Juan Campos (2011) Indica que los derechos humanos, se constituyen como poder ó facultad de actuar, obrar, exigir una conducta a otro individuo, se les denomina Derechos Humanos, porque están referidos sustancialmente al Hombre, persona humana ó cada uno de nosotros, estos derechos sólo favorecen al Hombre por consiguiente este tiene pleno derecho de reclamar, reconocimiento, respeto, tutela y promoción de parte de sus demás conciudadanos y de las autoridades. [1]

Los identificamos con claridad en Estados democráticos, donde se respeta la democracia, caso contrario ocurre en los países donde no se respeta la democracia, a estos Estados se les reconoce como no-democráticos, autoritarios ó totalitarios.

Para que los Derechos Humanos puedan reconocerse, identificarse con claridad el Estado deberá encontrarse en Democracia. Asimismo describimos a los Derechos Humanos como filosofía, las posturas que los devalúan, los niegan, los execran, los abordan peyorativamente o les restan importancia, implican en su base la adopción de una filosofía que no por ser desfavorable deja de ser tal.

La Filosofía toma como objeto de ese algo,  que son los derechos humanos, se ocupa de ellos, los explica, busca saber y conocer cual es su entidad, su consistencia y su fundamento. El aspecto Filosofico de los derechos humanos es un aspecto jurídico-político, posee gran contenido axiológico, pudiendo considerarse a los derechos humanos como valores, estos derechos humanos se encuentran ligados con la ética de la libertad de la igualdad y la paz.


[1] Juan Campos (2011).  Los Derechos Humanos. Edit. Libertad Mexico 1998.