DERECHO A LA LIBRE REUNION

CONCEPTO
Es un derecho preeminentemente público, colectivo, propio tanto del individuo como del grupo social, que implica no solamente la facultad de congregarse o juntarse, sino la de hacerlo para escuchar ideas u opiniones, intercambiarlas o acordar una acción común.

Las reuniones, aunque más o menos breves, aun periódicas, son siempre momentáneas lo que las distingue de la asociación, estable y permanente también son intencionales.

Se fundamentada el de reunión como un derecho natural, emergente de la instintiva vocación sociable del hombre. Cada cual tiene derecho a ir donde le plazca, y sin muchas voluntades se suman o manifiestan dirigiéndose al mismo sitio y allí cambiar ideas esto es solo la resultante de aquellas libertades individuales.

Sin embargo no existe ningún derecho “absoluto” , parece correcto que los poderes de policía puedan ejercitarse sobre el de reunión, y en consecuencia reglamentado para que su abuso no engendre atentados a la paz.

Clasificación
Tenemos una clasificación objetiva. Si bien es difícil precisar fronteras existe una única clasificación objetiva de las reuniones; y esta es:

a. Privada: solo acuden ciertas personas. Son cerradas.
b. Publicas: se subdividen en dos; reuniones fuera de la vía publica y manifestaciones.

EL RÉGIMEN LEGAL
Privadas.
El principio es la libertad absoluta. No requiere autorización, ni siquiera aviso previo. Los organizadores pueden impedir la participación de quien quiera. Incluso de la policía. Será privada; cuando se limite el ingreso solo a persona determinadas.

Es posible determinar la identidad de los asistentes. Cuando se efectúa en sitio cerrado “cubierto o descubierto”; pero cerrado con muro o valla. Cuando no es excesivamente numerosa, cuando no se a hecho propaganda respecto a la reunión.

Este tipo de reuniones puede efectuarse con toda libertad. Si esas reuniones dan origen a episodios delictivos, juegos prohibidos, adiestramiento bélico, azorada conspiración, asociación ilícita, ruidos molestos, etc. No es reunión sino los delitos o contravenciones lo que corresponde sancionar.
Publicas.
En este campo admitiremos la existencia de un genero llamado reunión publica o acto, con dos especies: el de acto fuera de la vía publica y el acto en la vía publica o manifestación. Con frecuencia autores o legisladores abordan un régimen de reunión, “al aire libre” . Tampoco aquí se acierta, porque el hecho de desenvolverse al aire libre resulta jurídicamente irrelevante; el autor fuera de la vía publica ya sea en lugar cerrado o abierto, propiedad particular o estadual NO REQUIERE PERMISO de la autoridad policial.

La prohibición debe ser expresa pero solo procederá cuando el fin de la autoridad “sea contrario a la constitución”, las leyes, la moral o las buenas costumbres, o cuando circunstancias de oportunidad la hacen peligrosa para el orden o la tranquilidad.

Para la negación del permiso debe ser admisible existir, concreta y efectivamente alguna de estas circunstancias, y no tratarse de simples suposiciones o temores infundados siendo publica la reunión los organizadores deben permitir, la presencia de la policía si esta lo estima necesario.

Sus funciones se limitan:
a. Mantener el orden entre los participantes.
b. Proteger a estos de las restricciones que puedan porvenir de zonas.
c. Amparando a estos del desorden que se pudiera suscitar.

Manifestación
Es necesaria una comunicación a la autoridad policial Sin autorización expresa el acto no puede realizarse. Estas son reuniones en la vía publica; ya sea calles, plazas u otros lugares destinados al transito común. Aquí mas que nunca se hace difícil establecer normas genéricas, pues las circunstancias de cada caso concreto pueden variar al infinito.

Intentado empero una sistematización, cabria sostener que:
a. Los actos deben ser pacíficos y sin armas
b. Solamente los actos a efectuarse en la vía publica requerirán aviso previo con razonable anticipación.
c. La autoridad deberá postergar o prohibir el acto por razones concretas o reales.
d. Siempre habrá una instancia judicial para rever las prohibiciones administrativas.
e. El principio será favorable a la libertad.
f. La prohibición jamás podrá basarse en distingos ideológicos.
g. El acto deberá efectuarse en las condiciones razonablemente escogidas por sus promotores, la autoridad no podrá cambiar de modo arbitrario el lugar de la manifestación.