EMPRESA Y EMPRESARIOS

Spread the love

Empresa, de acuerdo al diccionario es una acción ardua y difícil que valerosamente se comienza. Surge de la inclinación del individuo a no ser más objeto de la decisión u organización de otros. De su capacidad creativa, de su afán de comprometerse en riesgos, empeñarse en esfuerzos, desarrollar iniciativas, tomar decisiones, ser audaz y tener optimismo. Del empeño en utilizar los recursos existentes y aplicar las tecnologías y equipos disponibles, o de inventarios y conseguirlos.

Si le sumamos a esta definición de contribuir al bienestar general, incrementando el volumen de producción y mejorando la productividad de las empresas, perfeccionándolas y buscando un punto de equilibrio entre el crecimiento y la evolución social, habremos identificado en forma más cabal lo que es la empresa.

Los empresarios de las sociedades avanzadas de hoy; saben que la riqueza no está en la proyección de lo que es, si no en la creación de lo que nunca ha sido; no implica cosas, si no pensamiento, ideas y aplicaciones, que le dan valor a lo que parece inútil.

Cualquier máquina no es sino un conjunto ininteligible de engranajes y cables mientras no se conozca para que sirve. Su valor no está dado por las leyes de la física y la mecánica, si no en la imaginación de quien la creó y del empresario que la emplea.

Por ello es que estas sociedades reconocen que su progreso depende, fundamentalmente de la voluntad e imaginación, de la creatividad y perseverancia de los empresarios. Pero los empresarios de hoy deben reconocer que ya no es posible evadir la realidad de un mundo interdependiente. En consecuencia, hay que trabajar con la orientación de insertarnos, plenamente en una economía abierta, desregulada y sujeta a las leyes del mercado, donde cada vez más se hable de competencias, y de menos de nacionalismos y actitudes subdesarrolladas. Cada país debe buscar cuáles son sus ventajas comparativas para participar en el dinámico intercambio mundial de bienes y servicios del futuro. Se trata de respondernos preguntas como ¿Qué recursos tenemos? ¿Qué bien podemos producir y su precio competitivo?

El mundo que vivimos, está pleno de desafíos a los empresarios de todas las naciones. Es un mundo más competitivo donde sólo los mejores tendrán éxito. Ese es el reto de los empresarios de hoy.