MÉTODOS DE PRESUNCIÓN DE INGRESOS UTILIZADOS POR LA SUNAT

Spread the love

MÉTODO DE COEFICIENTES RESULTADOS

  1. CONCEPTO

El Reglamento del Impuesto a la Renta, aprobado por el D.S. N0 122-94-EF, establece en su Artículo 600 que el método de coeficientes comprende el análisis comparativo de los índices de comportamiento de las cuentas que figuren en los estados financieros por sí solas o agrupadas uniformemente correspondiente a dos o más ejercicios gravables. También comprenderá el análisis de las variaciones de dichas cuentas para el mismo período. que se determinarán en valores y cantidades, de ser aplicable.

Aquí se reafirma que la SUNAT también podrá recurrir a la confirmación escrita de terceros respecto de las transacciones con la empresa en cuanto a número, valores, cantidades, movimiento de cuentas y saldos. Tal confirmación constituirá declara­ción jurada y se podrá solicitar siempre que la información necesaria no figure en la respectiva declaración jurada del impuesto y que las transacciones se hayan efectuado dentro de los tres (3) años anteriores a la fecha en que los terceros reciban la confirmación.

En este sentido, el presente método consiste en estimar la renta imponible aplicando un porcentaje o coeficiente sobre los ingresos brutos tomando como base el promedio de utilidad obtenida por el contribuyente, en los ejercicios anteriores, o el promedio de la utilidad obtenida por negocios similares. Por consiguiente el coeficiente de utilidad se puede establecer de la siguiente manera..

  • Utilización de Información Interna

Es la información recabada por el auditor tributario, dentro de la misma empresa, con el fin de establecer índices de utilidad neta por producto o línea de productos en base a estadísticas oficiales de rentabilidad.

1.2 Utilización de Información Externa

El auditor utiliza información de negocios afines;  es decir, del mismo giro,  tipo, volumen, ubicación, etc, con lo cual establecerá índices de rendimiento bruto o neto.

Para ello debe tenerse en cuenta que los negocios que serán tomados en cuenta, deben reunir los siguientes aspectos relacionados al contribuyente sujeto a fiscalización:

  • Que tengan la misma capacidad económica y productiva, es decir, un volumen de venta o producción similar.
  • Que comercialicen los mismos artículos o mercaderías.
  • Que se encuentren ubicados en una zona similar. Esta puede ser una zona comercial, industrial, de frontera, de selva, etc.
  • Que los datos a comparar sean los que correspondan al mismo período tributario y por un mismo número de meses, es decir, deberán de conside­rar el tiempo de actividad.
  • Otros datos que se relacionen.
  1. SUJETOS COMPRENDIDOS

De acuerdo al Artículo 990 del D.Leg. N° 774, se indica que la SUNAT está autorizada a determinar por Auditoría Interna la renta imponible de los siguientes contribuyentes, para efectos de determinar el Impuesto a la Renta, por medio de coeficientes económicos financieros:

  • Las personas jurídicas, no consideradas como Principales Contribuyentes.
  • Empresas Unipersonales, con cargo al propietario o titular, no calificados como principales contribuyentes.
  • Las sociedades de hecho, asociaciones en participación, joint ventures, consor­cios, comunidad de bienes y los demás contratos de colaboración empresarial. La renta de tercera categoría que se determine será atribuida a los socios, contratantes o partes integrantes, girándose a cargo de éstos las correspondien­tes Resoluciones de Determinación.
  1. MOMENTO EN QUE OPERA LA APLICACION DEL METODO DE COEFICIENTES

La SUNAT determinará la renta imponible del Impuesto a la Renta de los contribu­yentes mediante la aplicación de los coeficientes económicos financieros en los casos en que los contribuyentes no se encuentren inscritos en el Registro Unico del Contribuyente (R.U.C.) no hubieren presentado las Declaraciones Juradas co­rrespondientes y al ser requeridos no cuenten con Libros. Registros y documentos sustentatorios o éstos no sean fehacientes. En resumen cualquier indicio de irre­gularidades o datos no confiables facultaría a la Administración a emplear estos métodos en vista de la inseguridad en la veracidad de los datos proporcionados a la SUNAT.

Tratándose del I.G.V., en el ejercicio 1996 se han uniformizado criterios, los cuales llevan a concluir que para la determinación de dicho Impuesto única­mente serán de aplicación las disposiciones del Código Tributario, aprobado por el D. Leg. N0 816. Al respecto existe un cambio con lo normado hasta el 31.12.95, dado que anteriormente podía establecerse en forma paralela al Código Tributario, otras presunciones y para ello se aplicaban coeficientes como por ejemplo; promedios de ventas, tomando como referencia a activida­des o explotaciones de un mismo género o ramo. (Ver Artículo 420 del D. Leg. N°775 y el Articulo 420 del D. Leg. N° 821).

  1. DERECHO DE LOS NOTIFICADOS CON RESOLUCIONES DE DETERMINACION POR COEFICIENTES

Según el Artículo 1020 de D.Leg. N° 774, señala que los contribuyentes que sean notificados con Resoluciones de Determinación por Coeficientes, podrán expresar su no conformidad a las mismas dentro del plazo de diez (101 días hábiles, contados desde el día siguiente de la recepción de la notificación, sin que tal acto configure una reclamación conforme a lo normado por el Código Tributario, en cuyo caso la SUNAT los fiscalizará por Auditoría Externa, dentro del mismo plazo de prescripción.

  1. ELEMENTOS PARA DITERMINAR EL COEFICIENTE

Para los efectos de la determinación sobre base presunta, por medio de coeficien­tes, la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria tomará como ele­mentos básicos, los siguientes:

  • El capital invertido en la explotación

La revisión analítica del capital invertido o de los activos fijos o bienes de uso y otras inversiones, debería incluir lo siguiente:

  • Revisión de los cambios en estas cuentas durante el período.
  • Revisión de las cuentas de gastos por reparaciones y mantenimiento hechos durante el período y comparación con el período anterior.
  • Identificación física del total de los bienes de la empresa, si fuera posible, y obtener respuestas a las siguientes preguntas:

– ¿Cuál es el uso que tiene cada activo fijo?

– ¿Existen activos fijos sin uso o desocupados?

– ¿Existen bienes arrendados, cuántos son y cuánto se cobra por el alquiler?

– ¿Los edificios están en buen estado?

– ¿Las dimensiones de la propiedad guardan relación con los ingresos?

  • El monto de los costos y gastos

Esta es una de las formas más empleadas para efectos de determinar una renta sobre base presunta. En este caso se debe mantener por separado, tanto las compras o costos como las ventas o ingresos. producidos en el período corriente o los de períodos inmediatos anteriores. El objeto de este método es determinar lo siguiente:

  • Relación de cantidades compradas y/o producidas con las cantidades vendidas.
  • El monto o valor de las compras y/o producción con el monto o valor de las ventas.
  • El porcentaje de utilidad bruta sobre las compras y/o costos.
  • El porcentaje de utilidad bruta sobre las ventas.
  • Otros relacionados a este concepto.

Con respecto a la evaluación de los costos, el conocimiento del ciclo econó­mico – productivo y el desarrollo de la tecnología que emplean las empresas permitirán establecer relaciones técnicas de consumo entre los elementos que Intervienen en la producción. para determinar la equivalencia entre los costos intervenientes y el volumen global 4e la misma.

Siempre tomando como referencia el análisis comparativo de los estados financieros, el auditor tributario deberá efectuar un nuevo análisis sobre los estados de costos de producción y ventas y el de naturaleza y destino de las cargas. lo que permitirá obtener índices interpretativos del comportamiento de los costos de producción. administrativos, financieros y ventas y la distribución e imputación de los gastos.

En base a estos índices el auditor aplicará los ratios que considere necesa­rios, según las circunstancias, con la finalidad de llegar a determinar varia­ciones sustanciales entre los ejercicios analizados, de tal forma que esta evaluación permita concluir en la necesidad o no de profundizar en esta área. Estos índices o ratios pueden ser los siguientes:

  1. En relación a los Costos
  2. Relación existente entre las Materias Primas y el Costo de Producción

. Materias primas      x  100

Costo de Producción

Con este indicador el auditor puede encontrar relaciones existentes entre la materia prima o insumos que ingresan al proceso productivo y el costo de producción. Para un mayor análisis se sugiere comparar el comporta­miento de la materias primas durante varios años. De encontrarse una notoria variación, se  hace necesario profundizar la investigación, en cuanto a las compras y consumo de dichos bienes, inclusive solicitan­do información de terceros, cuando tengan las mismas características comerciales, industriales, etc.

  1. Relación existente entre la Mano de Obra y el Costo de Producción

. Mano de Obra          x 100

Costo de Producción

Con este indicador podemos observar cuánto representan los desembol­sos por concepto de mano de obra en el total de los costos de producción. Como en el anterior indicador se sugiere realizar la comparación entre varios años.

  1. Relación existente entre los Gastos de Fabricación y el Costo de Producción

 Gastos de Fabricación     x 100

Costo de Producción

Igualmente, en este caso los gastos indirectos o de fabricación tienen una relación proporcional al costo de producción. El auditor deberá verificar la forma de determinación de los referidos gastos en cada ejercicio. para efectos de realizar una comparación más efectiva en cada año.

  1. Relación existente entre la depreciación de los Activos Flujos y el Costo de Producción

 Depreciación Inmuebles, Maquinaria y Equipo  x 100

Costo de Producción

Esta relación es muy importante, dado que el auditor puede percatarse del movimiento de los activos fijos de la empresa y los que participan directamente en el proceso productivo. Si al momento de hacer la comparación se produce un incremento del índice con respecto a ejercicios anteriores, puede dar signos de nuevas inversiones, cálculo erróneo de las depreciaciones, depreciaciones que corresponden a ejercicio anteriores, etc. Si se produce una disminución del índice con respecto a los de ejercicios anteriores, puede dar muestras de venta de activos fijos no declaradas, activos totalmente depreciados, nuevas Inversiones realizadas y no contabilizadas, etc.

  1. Relación existente entre el Costo de Producción en Proceso y el Costo de Producción

Costo de Producción en Proceso  x 100

Costo de Producción

Como se trata de información comparativa de año a año, el auditor puede establecer comportamientos que ha presentado la empresa con respecto a los productos en proceso de los años. Debe tenerse en cuenta que este constituye uno de los factores importantes en la determinación del costo de las ventas de los años siguientes.

  1. En relación a los Gastos
  2. Relación existente entre los Gastos Administrativos y los Gastos Totales

 Gastos Administrativos    x  100

Total Gastos

El auditor deberá observar las variaciones experimentadas en cada año, por ello puede fijar parámetros establecidos en un número determinado de años (como por ejemplo con la utilización de índices promedios o estándares), con relación al periodo sujeto a fiscalización.

  1. Relación existente entre los Gastos de Ventas y los Gastos Totales

 Gastos de ventas   x  100

Total Gastos

Con este ratio podemos establecer la proporción que mantienen los gastos de ventas con respecto al total de los gastos. Para determinar este índice debemos tener en cuenta los elementos que conforman los gastos de ventas (como por ejemplo las comisiones a los vendedores) y com­pararlo Inclusive con las proporciones de distribución a cada uno de los gastos.

  1. Relación existente entre los Gastos Financieros y los Gastos Totales

 Gastos Financieros   x  100

Total Gastos

De Igual modo, para los gastos financieros se tendrán en cuenta las variaciones anuales e Inclusive se podrían establecer índices estándares.

  • El monto de las ventas

Este procedimiento consiste en la verificación de las ventas en relación al costo de las mismas para determinar los factores de beneficio correspon­diente de la utilidad bruta. Es aplicable para empresas industriales, comer­ciales y de servicios. Dependiendo de las condiciones circunstanciales que presente cada contribuyente, pueden realizarse las siguientes verificacio­nes:

  • Verificación del Total de las Ventas

La verificación total permite una apreciación amplia de las ventas declaradas. Requiere del Auditor un mayor esfuerzo, trabajo y tiem­po, ya que implica un análisis razonable de todo costo de ventas y la evaluación correspondiente de los factores de Incremento de utilidad bruta.

Es pertinente aplicar esta forma de verificación en los casos siguientes:

– Cuando la cantidad de mercaderías o productos comprados y vendidos no son voluminosos.

– Cuando la rentabilidad de los bienes vendidos son uniformes (porcentajes de utilidad uniforme.

– Cuando los bienes vendidos son identificables con facilidad en razón de su rentabilidad unitaria o por grupos homogéneos.

– Cuando las deficiencias contables encontradas justifiquen este trabajo laborioso.

Generalmente, este método requiere que el auditor disponga de los libros, registros y documentos sustentatorlos de contabilidad. o en su defecto. datos confirmados de terceros.

  • Verificación Parcial de las Ventas

Esta es una forma de verificación que se efectuará en forma parcial, es decir, el auditor compulsará una parte de las actividades de la empresa sujeta a fiscalización; por lo tanto, el resultado obtenido se limita al cálculo de un porcentaje y existe cierto grado de Incerti­dumbre. Las diferencias resultantes entre los costos y las ventas deben demostrar una coherencia en relación al resto de las activida­des. La verificación en forma parcial será aplicada cuando exista un apreciable faltante en las rentas declaradas y/o cuando se presen­ten los siguientes casos:

  1. Empresas con gran stock en valores, pero con poca cantidad de mercaderías o productos terminados

Se puede determinar la cantidad y rentabilidad de las compras de los artículos de mayor venta, cuando se trate de empresas comer­ciales; o la cantidad y rentabilidad de los artículos producidos de mayor venta. cuando se trate de empresas Industriales.

  1. Empresas con gran stock en valores y cantidades, pero con poca cantidad de mercaderías o productos de gran valor

Se puede determinar con facilidad la cantidad y rentabilidad de las mercaderías o productos cuyos valores de renta son muy significativos proporcionalmente al monto total de las ventas.

  1. Empresas con poco stock en valores y cantidades

Se puede determinar con bastante facilidad la cantidad y renta­bilidad de las mercaderías y/O productos.

 Las verificaciones parciales permiten al auditor tributario determi­nar el factor adecuado de incremento de la utilidad bruta sin mayor esfuerzo; obteniendo así un panorama referencial sobre el resto de las actividades no verificadas. El alcance de este método es que se incluye en el examen, las ventas más significativas o representativas en un ejercicio tributario.

  • Las existencias de mercaderías o productos

El auditor tributario siempre debe tener en cuenta que las existencias al cierre del período constituyen en las empresas comerciales e industriales, la partida más importante en los cálculos finales sobre las pérdidas y las ganancias.

En una empresa industrial sería conveniente subdividir las existencias y además calcular índices de rotación de existencias por separado por cada categoría.

Estos índices de rotación muestran al auditor el número de veces que la inversión en mercaderías o existencias en almacén se reemplazan durante un periodo o ejercicio económico. Asimismo, mide el tiempo promedio en que los inventarios se mantienen en los almacenes de la empresa, constitu­yéndose así, en un importante indicador de los activos de empresa. La fórmula aplicable es la siguiente:

Indice de Rotación = Costo de las Mercader. Vendidas

Inventario (*)

(*) El inventario a considerar varia según el tipo de empresa y el movimiento de las existencias a lo largo de cada ejercicio o período tributario. En este sentido, el inventario pudiera ser el de cierre de año, el promedio del inicial con el final, la media de los inventarios determinados en forma mensual.

Ejemplo: Si el costo de ventas de la mercaderías vendidas en un determina­do ejercicio fuese de SI. 250,000 y el inventario de S/. 50,000, la rotación del inventario sería de 5 veces. Es decir, el inventario se moviliza cada 2.4 meses (12 meses + 5).

Estos índices pueden expresarse en porcentajes o en número de días de existencias. Si existen fluctuaciones en las ventas, en la producción o en los volúmenes de compra. se calculan índices más realistas empleando el si­guiente método:

 

MÉTODO DE DEPÓSITOS BANCARIOS

  1. CONCEPTO

Como habíamos expresado en el capítulo anterior, el Método de los Depósitos Bancarios es uno de los elementos que integra la metodología de los coeficientes, que para la elaboración de este libro tiene una importancia especial. por lo que se trata por separado.

Un aspecto Importante en cualquier fiscalización, es la inspección y análisis de los documentos bancarios del contribuyente. Normalmente una buena propor­ción de los ingresos del contribuyente están representados por los depósitos bancarios y a su vez el uso o disposición de dichos ingresos se refleja en la utilización de cheques, por lo que el análisis de las cuentas bancarias es de incalculable valor para el examen de una Declaración Jurada.

En este sentido. el análisis de las cuentas bancarias puede ser importante para obtener informaciones que conduzcan a descubrir rentas, inversiones, gastos no declarados, que normalmente son difíciles de obtener de otra manera.

  1. APLICACIÓN DEL MÉTODO

La Administración Tributaria cuando establezca diferencia entre los depósitos en cuentas bancarias operadas por el deudor tributario y/o terceros vinculados y los depósitos debidamente sustentados, podrá presumir ingresos omitidos por el monto de la diferencia.

La Administración imputará el nivel de ingresos presuntos proporcionalmente al nivel de ingresos mensuales declarados. También será de aplicación la presun­ción cuando el deudor tributario obligado o requerido por la Administración, a declarar o registrar las cuentas bancarias no lo hubiera hecho, en cuyo caso se requerirá información a las instituciones financieras y bancarias, nacionales y extranjeras.

Para empezar a desarrollar el examen. debemos tener presente que este método está compuesto por tres elementos importantes:

  1. Depósitos bancarios
  2. Cheques girados
  3. Procedimientos

Estos tres elementos los podemos desarrollar de la siguiente forma:

  1. Depósitos bancarios

El propósito del análisis de los depósitos bancarios es claramente evidente: ¿De dónde proviene el dinero? Sin embargo. ya que el análisis completo es generalmente laborioso y en algunos casos innecesario, el Auditor Tributario debe hacer uso de su juicio y criterio en lo que se refiere a la extensión y el grado de análisis. Cuando se efectúen revisiones sobre depósitos bancarios, el auditor deberá con­siderar los siguientes aspectos:

a.1. Tipo de Depósitos

Una forma de depósito, ya sea en efectivo o por medio de cheques, puede ser considerada poco usual por el auditor, cuando no guarda relación con el negocio o fuente de renta del contribuyente. En estos casos, se puede solicitar una explicación si se ha hecho un fuerte depósito en efectivo por un contribu­yente cuyos depósitos son normalmente efectuados con cheques, por ejemplo. También si aparecen uno o más depósitos de fuertes sumas redondas, en vez de la forma corriente, es decir, indicando soles y céntimos; debe solicitarse una explicación.

a.2. Naturaleza y Lugar del Depósito

Muchos contribuyentes siguen normalmente un sistema establecido para efectuar sus depósitos, ya sea por la naturaleza del negocio, la conveniencia o inconvenientes del sitio donde se efectúa el depósito. La desviación de este sistema puede ser materia de investigación; así como también, los compro­bantes de depósitos que indican entregas de dinero en forma constantes y por iguales cantidades. mensuales, trimestrales o semestrales, pueden ser indi­cias de alquileres. intereses y otras rentas no declaradas por el contribuyente. Si los depósitos son explicables con los documentos a la vista, no es extraño que los depósitos anuales coincidan con el total de ingresos del ejercicio; sin embargo. un examen más detenido, por meses o por semanas, puede indicar que estos depósitos están fuera de proporción con los ingresos declarados durante períodos mensuales.

a.3. Volumen de los Depósitos

Para aligerar la tarea. el auditor puede limitarse al examen de depósitos de gran volumen, o de algunas cantidades prefijadas. Sin embargo. la identificación de depósitos menores puede ser indicio de percepción de rentas e ingresos y que en algunos casos conducen a una fuente de inversión que hasta entonces era desconocida.

a.4. Localidad donde se encuentra la Entidad Bancaria o Financiera

Sería adecuado que el auditor elabore en papeles de trabajo una relación de los depósitos y retiros efectuados por el contribuyente en los diferentes bancos o entidades financieras, de acuerdo a los documentos sustentatorios (como por ejemplo, Notas de Cargo y/o Abono) clasificándolas de acuerdo a su ubicación o localidad, pudiendo ser nacionales y extranjeros. así como también a nivel de agencias a nivel nacional.

a.5. Otras Consideraciones Relacionadas a los Depósitos Bancarios

a.5.1. Si existiesen deudas o pago de deudas o ingresos extraños a los que normalmente se realizan, mientras que se analizan los depósitos ban­carios, el auditor debe analizarlos para comprender su naturaleza. Esto es necesario antes de comparar ingresos con depósitos.

a.5.2. Si hay cuentas bancarias personales o que estén relacionadas con el negocio, el auditor no debe dejar de considerar estas cuentas en su análisis. Son muchos los casos productivos que han sido descubiertos por este simple hecho.

a.5.3. En la mayoría de los casos, rentas no declaradas pueden ubicarse en las cuentas personales de los socios o el titular o de un tercero, y si el auditor se limita en su análisis, estas rentas no podrán ser descubiertas.

a.6. Determinación de los depósitos que no constituyen ingresos del negocio o rentas gravables.

  1. Cheques girados

El análisis de los cheques girados. no está limitado a la verificación de los gastos y deducciones aceptados que aparecen en la Declaración Jurada, sino también es una fuente de información para determinar los gastos no deducibles, para obte­ner datos sobre los desembolsos, gastos e inversiones al contado, provenientes de fondos no conocidos previamente.

El auditor tributario debe tener presente que todo método para manejar los depósitos está íntimamente relacionado con el problema de control de los desem­bolsos. SI todos los pagos se hacen por medio cheque, es natural que se deban depositar todas las entradas.

En algunos oportunidades todo lo que se requerirá del auditor tributario será un examen breve de los cheques girados y de los talonarios de cheques para confir­mar si corresponden a gastos realizados por la empresa y si se justifican con el volumen de Ingresos declarados. SI no se llega a encontrar coherencia en los datos del contribuyente, lo correcto sería efectuar una revisión más detallada.

Si se llega a justificar un análisis detallado, debido a la omisión de algunos ingresos y otros factores, se sugiere emplear el siguiente procedimiento:

b.1. Determinación del Total de Gastos

En primer lugar. deben determinarse todos los desembolsos efectuados por cualquier concepto en el ejercicio sujeto a fiscalización. Esto podría determi­narse de la siguiente manera:

Saldo Inicial Bancario           xxxx

Más:

Total Depósitos Bancarios        xxxxxx

Menos:

Saldo Final Bancario

Total Desembolsas                     xxxxxx

b.2. Determinación de los Gastos Deducibles y Pagos en Efectivo

Luego el siguiente análisis es separar los gastos deducibles de los gastos no deducibles. Al examinar una cantidad de documentos se puede ganar tiem­po, haciendo una lista que incluya solamente los gastos no deducibles. Los gastos deducibles del negocio se determinan simplemente por medio de una sustracción; sin embargo. se deberá comparar con las cifras que figuren en la Declaración Jurada, dado que pueden ser motivo de un ajuste especifico. En esta fase se da énfasis a los gastos no deducibles, ya que éstos son los que revelan dónde está gastando sus ingresos el contribuyente, además de los ingresos que declara. Asimismo, de la tabulación de los gastos que se haga por principales conceptos. se podrá determinar en forma real aquellos gastos y/o desembolsos, tales como cargas de personal. servicios prestados por terceros, alquileres. pagos a cuenta del Impuesto a la Renta, etc, que fueron pagados en efectivo. Si este análisis demuestra que sólo se han hecho pequeños pagos con cheques por estos conceptos, habrá que estable­cer las cantidades en efectivo usadas para este propósito. tal como puede ocurrir si se comprueba qué sólo algunos meses de alquiler han sido paga­dos con cheques, por ejemplo. lo que indicaría que los meses restantes han sido pagados en dinero cuyo origen hay que averiguar.

b.3. Determinación de los Pagos con Cheques

En la última fase se efectúa el análisis de los cheques cancelados como una fuente que puede llevar a descubrir rentas, inversiones o gastos no declara­dos. En primer lugar. el auditor al conocer lo que se ha pagado con cheques tendrá una buena idea de lo que se ha pagado con efectivo. En segundo lugar. algunos pagos insignificantes pueden llevar a descubrir nombres o fuentes en los que se han efectuado grandes gastos o inversiones. Al hacer sus listas o al revisar los cheques, el auditor debe fijarse en los endosos. los bancos que los pagaron y los sellos bancarios. Los cheques a terceras personas endosados por el contribuyente pueden indicar una deducción ficticia, o endosos no firmados claramente pueden indicar falsificaciones por parte de algún funcionario o trabajador de la empresa.

La localidad en que se encuentra el banco que ha aceptado el pago. espe­cialmente a lo que se refiere a cheques al portador, puede indicar el propó­sito del giro de dicho cheque.

El auditor debe anotar las fechas en que los cheques han sido aceptados, especialmente los emitidos al portador a fines de año. Se debe tomar nota de los depósitos de cheques a terceras personas, así como sus endosos; en algunos casos esto puede llevar a descubrir cuentas de clientes bajo nom­bres ficticios.

  1. Procedimientos

El desarrollo de este método, en resumen. es la   determinación de los ingresos netos a los cuales se agregan los gastos pagados en efectivo y los gastos personales y/no deducibles con cheque, efectuando el siguiente procedimiento:

c.1.    Para determinar los ingresos netos del contribuyente. al total de los depósitos bancarios se le resta las entregas que no constituyen Ingresos del negocio. tales como préstamos depositados. transferencias de cuentas. Ingresos de rentas infectas y/o exoneradas, devolución de cheques, descuento de letras, etc. Podría efectuarse de la siguiente forma:

Depósitos totales del año 1996

Cifras acreedoras Estados de Cuenta Bancario)

c.2.    Para efectos de determinar los gastos pagados en efectivo, se toman como base los gastos consignados en la Declaración Jurada del Impuesto a la Renta. a los cuales se les restarán los gastos propios y los gastos personales pagados con cheque.

c.3.    Para determinar los gastos personales y/o ajenos al negocio, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 440 del D.Leg. N° 774 – Ley del Impuesto a la Renta se utiliza en mayor proporción los datos obtenidos en la entrevista inicial. Con el contribuyente.

c.4. Luego se establece el total de los Ingresos del contribuyente sumando el( depósitos netos, los gastos pagados en efectivo y los gastos personales y/ ajenos al negocio.

Esta suma se compara con los ingresos declarados y se determina si existe o no ingresos omitidos.

MÉTODO DE INCREMENTO DE CAPITAL PATRIMONIO

 CONCEPTO

Este método deriva de la doctrina tributaria y consiste en suponer una renta que tiene su centro en el individuo, y busca captar la totalidad de su enriquecimiento (capacidad contributiva) durante un período determinado. Es decir, que el indivi­duo es el gran protagonista; las satisfacciones de que dispone a lo largo de un período, constituyen la prueba que testifica su capacidad contributiva fiscal.

Estas satisfacciones tienen dos formas de manifestarse, la primera como consu­mo y la segunda como un incremento patrimonial al final de ejercicio. Por ello, la suma de lo consumido más los cambios en el valor del patrimonio, constituye la renta del período.

A continuación definiremos los términos de variación patrimonial y consumo, de la siguiente forma:

  1. Variación Patrimonial

El propio concepto en que se basa este método supone la consideración como renta (positiva o negativa), de los cambios de valor (positivo o negativo) del conjunto de derecho de propiedad del individuo, operados entre el comienzo y el final del período. Para la Administración Tributaria, es indiferente las cau­sas que motivaron los cambios de valor.

  1. b) Consumo

Al consumir el individuo, ejercita derechos, destruyendo los bienes económi­cos. Por consiguiente. el valor de esos consumos deben ser sumados a las acumulaciones patrimoniales, para determinar la totalidad de la renta del período.

Suponiendo que una persona a lo largo del período. se abstuviera de consumir. entonces el cálculo de su renta personal se reflejaría directamente en la acumu­lación patrimonial del final del período.

  1. APLICACIÓN DEL MÉTODO

De conformidad con el Artículo 520 de la Ley del Impuesto a la Renta. D.Leg. N° 774, se presume de pleno derecho que los incrementos patrimoniales que no puedan “ser justificados” por el contribuyente o responsable. constituyen renta neta no declarada por éstos.

Los incrementos patrimoniales a que hace referencia esta norma, no podrán justificados con donaciones que no consten de escritura pública o de otro documento fehaciente; tampoco podrán justificarse con utilidades derivadas de actividades ilícitas.

Según la Ley del Impuesto a la Renta en su Artículo 930 inciso c), constituye el elemento de determinación de rentas, las variaciones o incrementos patrimonio les del contribuyente y asimismo cualquier otro elemento de juicio, que obre en el poder de la SUNAT o que obtenga de terceros (como por ejemplo, lo consumido por el contribuyente en el ejercicio fiscal).

La SUNAT procederá a aplicar de oficio el Impuesto a la Renta, cuando compruebe la existencia de incrementos patrimoniales cuyo origen no pueda ser justificado por el contribuyente o responsable.

Según el Artículo 940 de la misma Ley, se presume que la diferencia existente entre los gastos comprobados de las personas naturales y las rentas totales declarada constituye renta neta no declarada por éstos, salvo prueba en contrario.

  1. CRITERIO UTILIZADO

Si por alguna razón el auditor tributario determina que el contribuyente no tiene en orden sus libros, registros y documentos sustentatorios, puede considerar conveniente realizar el análisis del incremento patrimonial, el mismo que se determina por la diferencia entre el activo y el pasivo. en base al Balance General de inicio y el final de un ejercicio o período tributario, al cual se le agregan los consumos, gastos o desembolsos y se deducen los ingresos no gravables para obtener la renta imponible que será comparada con la Declaración Jurada del ejercicio fiscalizado.

Si el auditor al efectuar esta comparación encuentra notoria diferencia entre los ingresos declarados y los ingresos calculados por este sistema, es preciso realizar un examen más detallado y exacto de las rentas del contribuyente, aplicando el Método del Consumo y de las Variaciones o Incrementos Patrimoniales.

 4.COMUNICACIÓN DE LOS RESULTADOS POR PARTE DE LA SUNAT

La SUNAT al finalizar su fiscalización y siempre que. a su juicio. la complejidad del caso tratado lo justifique, podrá comunicar sus conclusiones a los contribu­yentes. indicándoles expresamente las observaciones u acotaciones formuladas y. cuando corresponda. las Infracciones que se les imputan.

  1. DERECHO DEL CONTRIBUYENTE

El contribuyente o responsable podrá. dentro de los 20 días siguientes a la recep­ción de la comunicación indicada en el numeral anterior, oponer por escrito sus observaciones a los cargos formulados, en cuyo caso deberá detallar los hechos y disposi­ciones legales en que se apoya y alegará las defensas que estime procedentes acerca de las infracciones que se le imputan. ofreciendo las pruebas pertinentes.

  1. DESARROLLO DEL METODO

Cuando en la prueba preliminar aplicable a cualquier tipo de Declaración Jurada de rentas. se estableciera notoria diferencia entre los ingresos declarados y los calculados (de acuerdo al criterio analizado en el numeral 3), el auditor debe ampliar los alcances de la aplicación de este sistema, profundizando los exáme­nes de las partidas mediante el siguiente procedimiento:

  1. Determinar si el contribuyente lleva la contabilidad correctamente y si existe la Intención de omisión de Ingresos.
  2. Preparar los Balances inicial y final de cada período que se encuentra en fiscalización.
  3. Confeccionar los anexos necesarios que justifiquen cada una de las cuentas del balance.
  4. Determinar los cambios del valor patrimonial neto, ya sea el aumento o dismi­nución.
  5. Agregar al patrimonio neto los consumos; es decir, los desembolsos, gastos propios de la actividad (que figuran en la Declaración Jurada). gastos persona­les y los gastos no deducibles, tales como, los que se indican en el Artículo 440 de la Ley del Impuesto a la Renta, que se pueden obtener por la información de terceros. Estos desembolsos pueden ser:
  • Los gastos aceptados para efectos tributarios. Artículo 370 de la Ley del Impuesto a la Renta.
  • Carga familiar del deudor, como alimentos, vestimenta, educación, etc.
  • Gastos en mantenimiento del hogar y de los vehículos de uso personal.
  • Impuesto a la Renta y otros impuestos que correspondan al individuo, tales como el Impuesto Predial, Vehicular, etc.
  • Seguro de vida familiar.
  • Gastos de viaje.
  1. Tomar todos los Ingresos inafectos o exonerados del Impuesto o que hayan sido gravados en la fuente. tales como los que se indican seguidamente. Para efectos de compararlos con las cifras que el contribuyente podría presentar en su descargo. según lo establecido en el numeral 5:
  • Ingreso por dividendos o por la distribución de utilidades.
  • Bienes recibidos por causa de muerte. como la herencia.
  • Intereses bancarios.
  • Ganancias de capital derivadas de las operaciones de compra y venta de acciones y valores, que se hayan realizado en Rueda de Bolsa.
  • Otros ingresos exonerados.
  1. Las sumas obtenidas, después de las adiciones y deducciones al patrimonio neto, comparadas con las declaradas por el contribuyente en el año fiscalizado a fin de determinar los ingresos no declarados.

 

MÉTODO DE UNIDADES Y VOLÚMENES EXISTENCIAS

 CONCEPTO

Este método no es más que la relación que existe entre cada uno de los materia­les utilizados con el total de productos terminados, durante uno o varios períodos e inclusive mediante la aplicación de promedios y porcentajes generales que se establezcan con relación a las actividades o explotaciones de un mismo genero o ramo, a fin de determinar el Impuesto a la Renta sobre base presunta.

Es preciso indicar que cuando nos referimos a las actividades o explotaciones del mismo género o ramo se deben considerar empresas que producen un bien similar o idéntico a través de un proceso productivo similar, con un volumen de ventas acorde con las características de la empresa sujeta a fiscalización.

Vale la pena reiterar que este método, al igual que los anteriormente tratados, como un conjunto de técnicas y procedimientos rigurosamente establecidos, debe depender del criterio, iniciativa y creatividad de cada auditor, así como también de las informaciones y datos que pudieran obtenerse. Asimismo, cuando se aplique este método, no debe mantenerse la idea de que la materia prima o insumo es el único factor que debe tomarse como referencia, sino que también se pueden tomar como base los otros elementos conformantes del costo, como son la mano de obra y gastos indirectos de fabricación.

Por otro lado, de acuerdo al Artículo 950 de la Ley del Impuesto a la Renta, se establece que tratándose de contribuyentes omisos a la presentación de la Decla­ración Jurada, los promedios y porcentajes a que se refiere el párrafo anterior constituyen base cierta que no admiten prueba en contrario.

  1. PROCEDIMIENTO A SEGUIR POR LA ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA

La Ley del Impuesto a la Renta establece en su Artículo 930 inciso b), que para efectos de determinar este método se considerarán las adquisiciones de materia prima y auxiliares, envases, suministros diversos, entre otros, determinados mediante unidades de medida y utilizados en la elaboración de los productos terminados.

Por otro lado, el Código Tributario supletoriamente establece en su Artículo 720, presunciones de ingresos omitidos cuando no exista relación entre los insumos utilizados. producción obtenida, inventarios y ventas, esto a fin de determinar los ingresos gravados omitidos y para ello se considerarán las adquisiciones de materias primas y auxiliares, envases, suministros diversos, entre otros, utiliza­dos en la elaboración de productos terminados. Para estos efectos, la Administración Tributaria, señala, podrá solicitar informes técnicos, fichas técnicas y análi­sis detallado sobre los insumos utilizados y sobre el procedimiento de transformación para determinar los coeficientes de producción. En caso de no ser proporcionados o que no sean fehacientes, la Administración podrá elaborar sus propios coeficientes.

Por último, el Código Tributario señala que para fines del Impuesto a la Renta, el ingreso omitido se considerará renta neta gravable del ejercicio verificado.

  1. COMUNICACIÓN DE LOS RESULTADOS POR PARTE DE LA SUNAT

La SUNAT al finalizar su fiscalización y siempre que, a su juicio. la complejidad del caso tratado lo justifique, podrá comunicar sus conclusiones a los contribu­yentes. indicándoles expresamente las observaciones u acotaciones formuladas y. cuando corresponda, las infracciones que se les imputan.

  1. DERECHO DEL CONTRIBUYENTE

El contribuyente o responsable podrá, dentro de los 20 días siguientes a la recepción de la comunicación indicada en el numeral anterior, oponer por escrito sus observaciones a los cargos formulados. en cuyo caso deberá detallar los hechos y disposiciones legales en que se apoya y alegará las defensas que estime procedentes acerca de las infracciones que se le imputan. ofreciendo las pruebas pertinentes.